jueves, 30 de octubre de 2014

Y todo acaba

Quieres algo y desarollas gran ilusión,
cada día luchas por llegar a alcanzarla,
peleas con dignidad los obstáculos del camino,
aguantas golpes y palos,
injusticias y arrebatos.
Y un día, sin más, consigues tu objetivo.
Estás lleno de felicidad y alegría,
lágrimas avecinan por salir,
la emoción se nota a kilómetros.
Estás en la cumbre de la vida
y crees que es imposible caer.
Pero caes.
Caes con toda la fuerza de la gravedad,
caes como si no pudieras evitar estrellarte
y provocar una explosión,
con la fuerza de un meteorito
que se estrella contra la superficie.
Caes porque algo impide que cumplas tu sueño.
Caes porque el destino no quiere que tengas éxito.
Y lloras, lloras porque tu esfuerzo ha sido en vano,
todos tus enfrentamientos, inútiles.
Y todo parece querer quedar así.


domingo, 26 de octubre de 2014

Dedicación

Trabajo duro y esfuerzo,
habitualmente poco recompensados
y muy a largo plazo.
Pasamos nuestra vida
entre libros y estudiando,
practicando y memorizando
demostrando nuestra capacidades,
nuestro saber y cómo utilizarlo.
Y después de una eternidad,
acabamos con todo eso
para ser obsequiados
con el regalo de la decepción.
Porque un suspenso es una desilusión
y un despido, el adiós a la despreocupación.
Pero tan cierto como esto es
que un aprobado es una alegría,
y un contrato una nueva etapa.
Y es por eso que
pasamos nuestra vida
entre libros y estudiando,
practicando y memorizando
demostrando nuestra capacidades,
nuestro saber y cómo utilizarlo,
para que después del trabajo duro y el esfuerzo
sean, al final, bien recompensados.


martes, 21 de octubre de 2014

Hipocresía

Me dices que no te importa,
cuando me obligas a hablar
las palabras que tu crees
que deben ser dichas.
Es mentira que lo ignoras
si un engaño debo pronunciar.
Es hipócrita decirme
que sus actos debo ignorar.
Me dices que no te importa
cuando eres la primera en sonreír,
aunque por dentro pienses
la inutilidad de su vivir.
Es absurdo idear
una vida sin falsedad,
pero más absurdo es creer
que tu no actúas por igual.


lunes, 20 de octubre de 2014

Bastardos

Sacamos conclusiones.
Juzgamos sin saber.
Muchos han caído
por nuestra ignorancia.
Muchos obvian
el poder de las palabras.
Un error siempre recordado.
Una angustia que permanece.
Un hecho memorable
en la mente de los mezquinos.
Y no, no es ilusión.
Es nuestra sociedad,
de las malas personas misión,
aquellos a los que un día
olvidaremos en nuestras mentes.
Sabrán lo que es sufrir,
lo que es hacer daño,
lo que es llorar sin respiro.
Y sabrán que toda su vida
han obrado mal,
que no hay felicidad
en el dolor de los demás.