martes, 11 de noviembre de 2014

Distancia

Echar de menos,
qué gran sufrimiento.
Quieres a una persona,
pero no está a tu lado.
Conoces a alguien,
y no le puedes ver cada día.
Podemos echar en falta objetos,
cualquier cosa material,
lugares, canciones,
e incluso momentos.
Sin embargo, lo peor viene
cuando no está contigo
ese alguien especial.
Puede ser un amor, un amigo, un familiar,
cualquiera sirve,
cualquiera sirve para demostrar
que hay un vacío sin ellos,
que notas que algo falta,
que aunque sabes que puedes contar con ellos,
no es lo mismo que verles en directo,
sin necesidad de una pantalla o una llamada.
No es lo mismo abrazarles
que despedirte por teléfono.
No es lo mismo una sonrisa
que una risa por escrito.
No es lo mismo una mirada
que una frase virtual.


1 comentario: